miércoles, 11 de abril de 2007

Bombas de agua


Durante nuestra investigación acerca de las nuevas bombas eléctricas de agua consultamos a los autopartistas ingleses especializados en componentes, debido a que los británicos se han especializado en producir dispositivos y sistemas de muy alta tecnología para autos de altas prestaciones. Lo primero que nos señalaron es que las bombas de agua eléctricas se usan desde hace varios años para los turbocompresores enfriados por agua. En esta aplicación específica, la bomba eléctrica proporciona un flujo constante de agua de enfriamiento al turbo y sigue funcionando algunos minutos después de haberse detenido el motor. Así se garantiza la circulación del agua por el turbo hasta que la temperatura en su interior (a veces se registran valores de 900 ºC en la sección de la turbina) sea lo suficientemente baja como para impedir que el aceite que lubrica los cojinetes se queme y produzca residuos sólidos de carbón que afectarían seriamente la unidad turbo. De hecho, la gran mayoría de los motores turbo, y cuando la unidad es enfriada por agua, tienen la citada bomba eléctrica, que toma el líquido del propio motor o incluso de un sistema autónomo. Para el motor La bomba mecánica de agua accionada por correa desde el cigüeñal del motor ha dado muchas satisfacciones a los proyectistas de motores durante muchas décadas, pero, en plena era de la electrónica computadorizada y de los refinados sensores, ha llegado la hora de agradecerle por sus excelentes servicios y, no sin nostalgia, decirle adiós. Las bombas de agua eléctricas más potentes pueden entregar un caudal de 110 litros por minuto, y ya no tienen que estar obligatoriamente adosadas a la parte frontal de la máquina porque no necesitan comando mecánico. Estas bombas del tipo centrífugo son alimentadas por el equipo eléctrico del vehículo, sólo pesan 900 gramos, son muy compactas y tienen una vida útil estimada en las 6.000 horas de trabajo. Algunas incorporan un ventilador interno para el enfriamiento del motor eléctrico que comanda la sección de la bomba.
Adaptaciones
Aquí entramos a un tema algo complicado, porque adaptar una bomba de agua eléctrica a un motor que de fábrica estáprovisto de otra, mecánica, tiene sus bemoles. El trabajo más difícil es quitar una bomba mecánica con un ventilador también mecánico y que trabajan con un eje común. Con los motores modernos que tienen ventiladores eléctricos del radiador el problema es menor, pero de todas maneras habrá que desactivar la bomba mecánica, quitándola y colocando una carcasa apropiada en su reemplazo que deberá conservar un eje con polea para tener que hacer una muy costosa modificación de todo el tren de poleas movidas por una sola correa, como se ve en la actualidad. Además, hay que adaptar las conexiones con mangueras de agua entre la bomba eléctrica y el motor del auto. Todo esto lleva mucho trabajo y algunos centenares de pesos en mano de obra, más el costo de los elementos de adaptación, que suman otros centenares. En total, tendríamos que gastar alrededor de 2.000 pesos para lograr los resultados óptimos. Los kits de bombas de agua eléctricas producidos en Inglaterra poseen todos los elementos adaptadores necesarios para una amplia gama de motores actuales.
Control computadorizado
Estas bombas eléctricas de agua no trabajan todo el tiempo durante el funcionamiento de la máquina, sino cuando el motor realmente lo requiere, algo así como ocurre con los ventiladores eléctricos del radiador. Además, está controlada por un módulo electrónico que contiene un potente microprocesador. Esta ECU (Electronic Control Unit) recibe a su vez informaciones de algunos sensores instalados en el motor, por ejemplo el que registra la temperatura de la máquina. Cuanto más caliente trabaje el motor, tanto mejor porque aumenta el rendimiento, pero siempre y cuando no se alcancen los límites a partir de los cuales la detonación se haga presente, o cuando corre peligro la integridad de las piezas. Gracias a la bomba de agua eléctrica de gestión computadorizada se logran los mejores rendimientos sin ningún tipo de problemas, porque el control es muy exacto. Con estas nuevas bombas también son muy importantes las conexiones eléctricas al sistema del vehículo, y por ello habrá que seguir al pie de la letra las instrucciones que vienen con el equipo. Una función de seguridad, que incluye un interruptor-fusible electrónico, impide que la bomba se queme ante un eventual trabado del eje del motor eléctrico o la rotura de algún rodamiento de la sección de la bomba, cuyo rodete impulsor de agua está fabricado en plástico de ingeniería. Asimismo, si la bomba dejara de funcionar por algún motivo, se encenderá una lámpara en el tablero de instrumentos y entrará en operación un zumbador. Estos elementos de control, en la forma de un pequeño módulo para instalar en el tablero, ya vienen con el kit de fábrica.